Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega

Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega
Todo lo que debes saber sobre Pedrosa

miércoles, 31 de mayo de 2017

Valbonilla

Resulta complicado encontrar información sobre Valbonilla, que como pedanía o anexo de Castrojeriz, suele ser reducida a la categoría de granja, y eso a pesar de que aunque actualmente su peso poblacional sea escaso (apenas 60 habitantes), en 1905 se elevaba hasta los 184 vecinos, es decir, un pueblo como dios manda.


Valbonilla ya aparece citada en la documentación del Monasterio de Aguilar al menos desde 1173, y en 1377 en una donación se cita «la su iglesia de Santa María Magdalena de Fuentelaencina, cerca de la aldea de Pedraja, con sus palacios…». Esta aldea ya despoblada se encuentra al inicio del arroyo junto al que se halla el pueblo, y todavía conserva en su margen derecha algunos paredones que bien pudieron corresponder a dicha iglesia y construcciones. En 1855, durante las Guerras Carlistas, la temible partida de bandoleros conocida como Los Hierros, maltrataron a Justo Quijano, morador en dicha granja. En agosto de 1911 descargó una fuerte tormenta, inundándose varios edificios y ahogándose 197 ovejas, muchos conejos y gran número de gallinas.


Siguiendo la carretera en dirección a la provincia de Palencia, nos topamos con un faraónico palomar de piedra caliza del páramo, el material constructivo más abundante en la zona. En su interior encontramos numerosos columbarios, por lo que no se nos ocurre otro uso a tal construcción, cuya ubicación en el valle le resta todo carácter defensivo.

En 1933 hallamos un breve en la prensa de la época dando cuenta de que una chispa en el domicilio de Feliciano Castaño pudo terminar en tragedia, aunque la única víctima resultó ser una mula, que murió en el incendio. En la comarca es muy recordado el juicio de faltas que tuvo lugar en Castrojeriz entre dos vecinos de Valbonilla, que acudieron a testificar montados en el mismo burro, con los cardenales aún recientes por la pelea que habían mantenido.