Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega

Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega
Todo lo que debes saber sobre Pedrosa

martes, 22 de enero de 2013

Museo del Ejército de Burgos

Uno de los museos más desconocidos de la capital burgalesa es el Museo Histórico Militar, ubicado en el acuartelamiento Diego Porcelos, la antigua Academia de Ingenieros. Visitar un museo militar y no ver pistolas o cañones, es como salir a cazar con una honda, así que quitémonos los tabúes antimilitaristas, y recordemos que hasta el año 2000 el servicio militar fue obligatorio en España. Servidor también pasó por el aro: cuarto del 95.

Inaugurado en 1987, el Museo Militar posee el atractivo de contar con pocas visitas, lo que nos permite contemplarlo a nuestras anchas –siempre y cuando ningún colegio se cruce en nuestro camino-. Las maquetas de cuarteles y fortificaciones, y el pasillo de miniaturas, donde se recoge una colección de 5128 soldaditos de plomo, hacen las delicias de los más pequeños, mientras que los aficionados a la Historia castrense, encontrarán numerosas banderas y uniformes de los gloriosos ejércitos españoles, junto a condecoraciones, material de transmisiones, todo tipo de armas y cañones, muchos cañones.


No faltan los retratos de los generales golpistas Franco, Mola y Yagüe, que tuvieron en esta ciudad su Capitanía General durante la Guerra Civil, y precisamente una de las piezas más curiosas es el parte final de la Guerra, emitido desde Radio Castilla de Burgos en 1939, grabado sobre un trozo de cañón de hierro fundido. No faltan tampoco recuerdos de la contienda, como banderas de ambos ejércitos, una de ellas «cogida» al Batallón republicano 229 durante la toma de Teruel.

También uno de los fondos más pintorescos del museo, es el bombo desde el que salían las bolas que representaban el destino de los reclutas, en los famosos sorteos de las quintas, realizados en Burgos por tratarse de la antigua capital de la Región Pirenaica Occidental. También emociona ver viejos aparatos de señales como un heliógrafo de principio del siglo XX, formado por tres espejos basculantes, para hacer señales de sol; técnicas primitivas que explican el desastre del 98, o el alto coste de la aventura africanista.
En la armería, uno de los modelos más curiosos es una pistola eibarresa Joloar, que se podía montar con una sola mano, especialmente diseñada para mancos, ¿para quién si no?
Datos: El Museo Militar de Burgos se encuentra en el Acuartelamiento «Diego Porcelos», Glorieta de Logroño, en Burgos. Tel. 947 285363. mmilbur@et.mde.es
Horario de martes a sábado de 9.30 a 13.30 h.
Entrada: gratuita. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario