Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega

Pedrosa del Príncipe, Parmo y Vega
Todo lo que debes saber sobre Pedrosa

martes, 26 de junio de 2012

Bendeciré

"Bendeciré, sexta planta, puerta ce". Ya lo recordaba El Último de la Fila en una de sus canciones. Hemos crecido junto a figuras totémicas, como el perfil del Sagrado Corazón de Jesús en las puertas de las casas, que todavía es corriente encontrar. Poca gente sabe que en 1919 el rey Alfonso XIII (dos años antes de la carnicería de Annual, de la que fue máximo responsable) consagró la nación por suscripción pública al Corazón de Jesús, popularizándose desde entonces las figuras del Sagrado Corazón con los consabidos "Reinaré" o "Bendeciré". En muchos pueblos de la provincia quedan recuerdos de esa consagración, como si fueran una especie de amuletos para atraer la buena suerte, o combatir la mala. La imagen de debajo corresponde a Pradoluengo, en la Sierra de la Demanda, donde he podido contar hasta tres imágenes del Corazón de Jesús, campeando en el escudo nacional, identificable por los castillos, leones, barras de Aragón y cadenas de Navarra. En la ciudad de Burgos también he localizado el mismo símbolo metálico -ya herrumbroso- en la Plaza del rey San Fernando, a un paso de la Catedral.


Cuando los mozos se enfundan las cazadoras "vintage" con los símbolos de las Olimpiadas de Munich o Montréal, no terminan de darse cuenta de que lo realmente "vintage" son estos recuerdos de la religión dominante, que al común de los mortales pasa desapercibido. Durante la Guerra Civil los carlistas se bordaban en el pecho un Corazón de Jesús denominado "Detente", con la firme convicción de que detendría las balas enemigas. Hasta ese punto llegaba una creencia en un símbolo religioso que hoy se cuartea en las puertas de muchas casas, en el campo y en la ciudad, como la de debajo, ubicada en la comarca del Arlanza.

2 comentarios:

  1. Curiosa entrada Jesús teniendo en cuenta que hace una semana fotografié una chapa del Sagrado Corazón de Jesús, en una puerta de una casona de Aguilar. Aunque muy desportillada la porcelana, recordé que antes en todas las casas había uno.
    Creo que voy a utilizar esa foto para mi perfil de Facebook, ja,ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Marce, de puro comunes no nos llaman la atención y se llenan de herrumbre, con lo chulas que son. Para tu perfil... hum, quizá para redimir algunos pecados. Amén

      Eliminar